Año XLI - Edición Nº 8.409

Miércoles 11 de abril de 2018

¿Son fundados los temores de la derecha chilena ante las demandas sociales?

Fecha de Publicación: Lun, 05/27/2013 - 18:48

Reproducimos en nuestro medio institucional esta columna de opinión del profesor Héctor Vera, que fue publicada el 23 de mayo en el Dínamo.

La demanda ciudadana por educación gratuita y de calidad ha sido la más permanente.

Foto:

Internet

A partir de la derrota de la derecha en las elecciones municipales, se vienen manifestando en sus dirigentes profundos temores sobre lo negativo que le sucederá a la sociedad chilena si la oposición llegara a retomar el gobierno. Tal convicción se ha profundizado con la acusación constitucional aprobada en la Cámara de Diputados y en el Senado, que ha destituido al ministro de Educación Harald Beyer, por incumplimiento de sus deberes de fiscalización.

El presidente de Renovación Nacional, Carlos Larraín, en diversas ocasiones, ha mencionado el estado de guerra en que ha entrado el país. También lo ha dicho el diputado Alberto Cardemil.

El nuevo abanderado presidencial de la UDI Pablo Longueira, se refiere al país maravilloso que pueden destruir los irresponsables de la izquierda. Las continuas pérdidas de la compostura de la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, los llantos de la vocera de gobierno Cecilia Pérez Jara, las irritaciones permanentes por los dichos o no dichos de la candidata Michelle Bachelet de las dirigencias políticas de la derecha y del propio Presidente de la República, anuncian que la realidad para la derecha se está haciendo no deseable.

A golpes de rabia y descalificaciones de sus adversarios políticos, pretenden cambiar esta indeseable realidad.

Los dirigentes de la derecha política, así como las amenazas de Awad, presidente de la Banca, están mostrando que la pérdida de poder político y de control ciudadano es insoportable para los que mantienen las mayores cuotas de privilegio en nuestro país. No quieren ver la racionalidad de las demandas sociales, no pretenden disminuir sus abusivos márgenes de lucro.

Fernando Villegas (Tolerancia Cero) nos dice que la revolución chilena comenzó y da una serie de datos que pueden ser interpretados como pasos a un cambio radical del actual sistema. Pide que los partidarios del sistema abran los ojos, reconozcan el peligro y no sigan llamando demandas sociales a lo que es directamente conspiración o subversión del actual ordenamiento económico, político y social.

¿Estamos a las puertas de una situación dramática en Chile cuando diversos sectores y amplias clases de ciudadanos piden cambio de la Constitución heredada de la dictadura y remendada a lo largo del tiempo?¿ Las demandas de educación pública gratuita y de calidad, de más autonomía de las regiones, amenazan la estabilidad del país? ¿La indignación por los abusos de La Polar o el BancoEstado, de los cobros indebidos en las grandes tiendas son amenazas al futuro de Chile? ¿Pedir mejor salud, pensiones dignas o cuando la oposición política al Presidente Piñera declara inadmisible la condonación de deudas millonarias a Johnsons por un director de Impuestos Internos con lazos comerciales con los dueños de este negocio, es destemplado?

Estas demandas y protestas ciudadanas pueden o no ser compartidas por muchos empresarios, gerentes y políticos de la derecha y de la centro-derecha, pero están lejos de ser peticiones subversivas en un país que tiene una de las peores distribuciones de los ingresos en el mundo y que sin embargo, o a costa de estas desigualdades, genera excedentes importantes y la gente común y corriente piensa que ha llegado la hora de distribuirlos mejor y empezar a aceptar que las mayorías ciudadanas reclaman un lugar de participación más equitativo en lo económico y más relevante en los procesos de toma de decisiones.

Podemos pensar que si estas demandas sociales se toman en serio por el mundo político, si se escuchan sus voces en las candidaturas presidenciales, si se fundamentan las maneras en que se puede obtener satisfacción a las mismas, Chile puede dar pasos gigantes en el desarrollo social, sin perder la calma, sin llegar a excesos que nadie quiere y, de esta manera, el temor de la derecha pasaría a ser un miedo superable para permitir que Chile desarrolle plenamente su capacidad democrática.

Y este proceso de relevo de las demandas sociales al campo político y constitucional, sí que lo necesita dramáticamente la sociedad chilena, para precisamente no caer en el insoportable estancamiento político y en la perpetuación de las desigualdades.

(*) Director del Magíster en Ciencias de la Comunicación de la Escuela de Periodismo de la U. de Santiago.

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.

Simple Wysiwyg

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <ul> <ol> <li> <strike><br> <br /><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><iframe>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.