Año XLI - Edición Nº 8.409

Miércoles 11 de abril de 2018

Innovador proyecto de Facultad de Química y Biología estudia adicción al alcohol

Fecha de Publicación: Mié, 11/28/2012 - 09:17

Se trata de una investigación liderada por la académica de la Facultad de Química y Biología, Dra. Iriux Almodóvar, una de las ganadoras del último Concurso Iniciación en Investigación 2012, del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt).

Foto:

Marco Avilés

Encontrar nuevos métodos para la síntesis de compuestos es uno de los intereses investigativos de la académica de la Facultad de Química y Biología de la U. de Santiago, Dra. Iriux Almodóvar, una de las ganadoras del último Concurso Iniciación en Investigación 2012 del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt).

A través de su investigación “A green Pomeranz-Fritsch access to tetrahydroisoquinolines" la académica propone el uso de “metodologías verdes asistidas por microondas” destinadas al estudio y la comprensión de los mecanismos bioquímicos involucrados en la adicción al alcohol.

La investigadora afirma que “los compuestos que pretendemos sintetizar podrían utilizarse en el estudio de estos mecanismos, hasta ahora desconocidos. La idea se basa en que se ha comprobado que el compuesto salsolinol tetrahidroisoquinolina, que se produce como parte del metabolismo del etanol, estaría involucrado en estos mecanismos, y  por tanto, incluir en las investigaciones compuestos con estructuras similares, podría tener interesantes propiedades farmacológicas”.

Para llevar adelante el estudio se propone la utilización de “metodologías verdes asistidas por microondas”, que consiste en el uso de materias primas capaces de generar la mínima cantidad de desechos, con la finalidad de proteger la salud humana y disminuir el impacto negativo al medio ambiente.

“Una de las ventajas que existe con la utilización de la energía microonda es que permite reducir dramáticamente los tiempos de reacción, el uso de solventes y el consumo de energía, disminuyendo los tiempos de síntesis de 72 horas a 12 minutos, lo que significa una notable optimización de las reacciones y, por tanto, del progreso de la investigación”, afirma Almodóvar.

La propuesta, que será financiada por un periodo de tres años,  permitirá a la Facultad la adquisición de equipos, fortalecer al grupo de profesionales y tesistas y financiamiento para infraestructura del laboratorio de fisicoquímica orgánica de la Facultad, lo que permitirá cumplir con los objetivos y el progreso del proyecto.