Año XLI - Edición Nº 8.409

Miércoles 11 de abril de 2018

“Elección del Papa es la peor noticia para Cristina Fernández”

Fecha de Publicación: Vie, 03/15/2013 - 09:03

Experto de IDEA de la U. de Santiago, Pablo Lacoste, recordó que el nuevo pontífice hizo denuncias de corrupción y abusos de poder en el gobiernote Néstor Kirchner, por lo que no mantiene una buena relación con la Presidenta Cristina Fernández.

Por
Jorge Bergoglio, el Papa Francisco.

Foto:

Internet

Pablo Lacoste es argentino, profesor y licenciado en Historia, académico del Instituto IDEA de la U. de Santiago y, un día después de la elección del Papa Francisco, realiza su análisis sobre una decisión que, a su juicio, “no es muy grata” para el gobierno de Cristina Fernández.

“No me extrañaría que la Presidenta estuviera con un cuadro de depresión porque jamás pudo imaginar que esto iba resultar así”, señala el especialista.

“Bergoglio y el gobierno de Cristina Fernández son enemigos”, dice Lacoste, quien añade que para el actual gobierno “o se subordinan a sus intereses o bien se convierten en enemigos”.

A juicio del académico, esta enemistad se debería, entre otros aspectos, a la cercanía del actual Papa con personalidades contrarias al gobierno de Fernández, principalmente con los radicales, “un partido laico, equivalente a lo que sería la Concertación en Chile, de centro izquierda, socialdemócrata, con un diálogo respetuoso” y, por otro lado, a que el actual pontífice “denunció corrupción y abuso de poder en el actual gobierno kirchnerista”.

“Para el gobierno –la elección de Francisco– fue la peor noticia que les podrían haber dado”, considera Lacoste.

Respecto a los vínculos entre el nuevo Papa y la dictadura Argentina, el especialista señaló que, efectivamente, el régimen tuvo la colaboración de altas cúpulas eclesiásticas, sin embargo, sostiene que de todas las investigaciones que se han hecho “no han comprobado nada importante”.

“Estigmatizarlo por lo que ocurrió en ese caos absoluto que generó el peronismo y que se llevó a sus últimas consecuencias después del golpe de Estado, yo creo que es un exceso”, manifestó el experto.

“Obviamente él no fue la Vicaría de la Solidaridad chilena, pero tampoco fue de la cúpula que tuvo la connivencia principal con el gobierno militar”, agregó.

Política y controversia

Algunas expresiones del cardenal Bergoglio, hoy Papa, han llevado a que, entre otros medios, el The New York Times lo califique en un artículo editorial como “homófobo”.

Ante esto, Pablo Lacoste explica que, “el tema de la tolerancia a las minorías sexuales le atrasa el reloj varios siglos a la Iglesia Católica. Las posiciones que ha tomado el actual Papa en el debate sobre la ley de matrimonio homosexual en Argentina son las esperables de cualquier prelado católico durante el papado de Ratzinger: la demonización de la homosexualidad. Eso es lo que el clero en general sostiene. Es decir, no se puede estigmatizar o utilizar esto para hacer una interpretación sobre la personalidad del nuevo Papa”.

El experto, además, explica que, desde el punto de vista político, el Vaticano es una monarquía absoluta en la que el Papa “tiene mucho poder para tomar decisiones”.

“Con un jesuita, la Iglesia se ha salido de la línea conservadora como la de Ratzinger y comenzó algo nuevo. El actual Papa representa una filosofía posterior a la de Santo Tomás de Aquino y representa una visión más universal, no tan romana”, señala.

En el sentido político, “esto va a generar un sacudón para América Latina que ahora va a tener más peso en el Vaticano. Seguramente vamos a tener muchos más cardenales latinoamericanos y muchas giras a todos los países de la zona con un Papa que habla en español como lengua materna. Esto puede revitalizar mucho a la Iglesia”, concluye Lacoste.
 

Comentarios

Enviado por jorge h. callejas g. (no verificado) en
Email: 
geowarmanlane@gmail.com

El señor Lacoste, por decir lo menos, peca de optimismo más bien infundado y un tono conciliador - salvo con la Fernández - que no revela la imparcialidad de un historiador. Será que la historia la escriben los ganadores y que Bergoglio aparece ganando, pero sólo el lugar que bajo la espada de Damocles del juicio a la Iglesia le caía  a Ratzinger. Lacoste acalla y no da importancia al cuestionamiento a Bergoglio como "no comprobado", desprecianddo testimonios anteriores de su deslealtad a Arrupe.- desbancado irregularmente por Wojtila por su posición renovadora en lo formal propio y en lo social de la Iglesia - y a sus hermanos de la Compañia perseguidos por la dictadura.

Bergoglio es argentino pero no "morocho" como Maradona y gran parte de los argentinos. Es de ascendencia y mentalidad italiana, austera pero conservadora, más fiel a la Curia Romana del Vaticano - la que doblegó a Ratzinger en cualquier idea renovadora doctrinal o formal que pudo haber tenido - más que a los principios y acción de su Orden.

La acción judicial iniciada contra la Iglesia Católica no parará con la renuncia de Ratzin. Ante ello la el Vaticano no tendrá otra salida - ya queno puede garantizar la no repetición de los hechos de la acción judicial o la aparición de nuevos que descargar en los Obispos la responsabilidad de la conducta de sus curas en sus diócesis y esto es el princiio del derumbe de un castillo de naipes.

Ratzinger se dejó llevar por la farándula de casullas doradas y la mojigatería del ocultamiento y protección a curas delincuentes.¿Seguira Bergoglio en lo mismo?. Si no lo hace se arriesga a un terremoto que ni la continuación del suspendido Concilio Vaticano II u otras conclusiones de Aparecida habrían provocado. 

Enviado por José de la Fuente (no verificado) en
Email: 
jose.delafuente@usach.cl

En general estoy de acuerdo con Pablo Lacoste con las opiniones vertidas sobre la peresonalidad y trayectoria política del Cardenal Argentino, ahora convertido en Papa de acuerdo a los procedimientos de la monarquía absoluta que rige al Vaticano; si embargo, pareciera ser que la diplomacia le ha puesto la segunda fumaza blanca a la relaciones de Cristina Fernández con el prelado identificado con la teocrática ideología de los dos Papas anteriores. Si bien Bergoglio no tuvo "connivencia" directa ni cotidiana con la dictadura argentina,  sabemos que los silencios prolongados  de la jerarquía católica constituyen y han significado, a través de la historia, la estrategia casi perfecta para ocultar, reconocer y eludir las inconsecuencias frente a sus propios dogmas y doctrina con la sociedad civil (en otra época el mundo pagano). No olvidemos que hasta el mismo Cardenal Raúl Silva Henríquez cuando tenía la venia del Papa de la época para excomulgar al dictador Pinochet  (máxima pena eclesiástica a un católico que ha traidicionado la palabra evangélica), simplemente no lo hizo porque en esa circunstancia el cálculo político fue otro. En poco menos de cincuenta años más, cuando se desclasifiquen todos los archivos de Silva Henríquez, tendremos la posibilidad de confirmar que después se arrepintió.  

Cuánto se aprende desde la vida real y desde la situación de cada hombre cómo se escribe la historia. De los arrepentidos -dicen- es el reino de los cielos...

Saludos, prof. José de la Fuente.  

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.

Simple Wysiwyg

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <ul> <ol> <li> <strike><br> <br /><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><iframe>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.