Año XLI - Edición Nº 8.409

Miércoles 11 de abril de 2018

Consejo de Rectores condena “prácticas indebidas e ilícitas” en acreditaciones

Fecha de Publicación: Vie, 11/30/2012 - 09:36

El vicepresidente ejecutivo del Cruch y rector de la U. de Santiago, Juan Manuel Zolezzi, aseguró que los hechos denunciados e investigados “no invalidan los importantes aportes y progresos que la Educación Superior ha experimentado con este sistema de aseguramiento de la calidad”.

Vicepresidente ejecutivo del Cruch, rector Juan Manuel Zolezzi, entregó posición del organismo ante los medios de prensa.

Foto:

Marco Avilés

El Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas, rechazó y condenó este jueves (29) las presuntas irregularidades, como cohecho y pago de coimas, entre ex directivos de la Comisión Nacional de Acreditación y ex rectores de universidades privadas que obtuvieron acreditaciones institucionales, acciones que están siendo investigadas por la Fiscalía y los organismos competentes.  

Tras su sesión plenaria mensual, el Cruch declaró, en voz de su vicepresidente ejecutivo, rector Juan Manuel Zolezzi, que “rechazamos enérgicamente las eventuales prácticas indebidas e ilícitas en las que algunos de sus directivos o consejeros (de la CNA) pudiesen haber incurrido, lo que debe ser investigado en profundidad y condenado por las instancias judiciales pertinentes”.

No obstante, la autoridad universitaria sentenció que estas malas prácticas “no invalidan los importantes aportes y progresos que la Educación Superior ha experimentado con este sistema de aseguramiento de la calidad”.

“Los aspectos perfectibles que aún observa el sistema (de aseguramiento de la calidad de la Educación Superior), deben ser mejorados en el marco de una nueva legislación, que tiene como base la creación de una Superintendencia de Educación Superior.El sistema ha operado con un grado satisfactorio en el cumplimiento de su misión, que no es otro que garantizar la fe pública en la calidad de la Educación”, expresó el vicepresidente ejecutivo del Cruch.

En este sentido, el Consejo de Rectores expresó su “más amplio respaldo a la Comisión Nacional de Acreditación, a sus consejeros y al equipo técnico que la sustenta, por el trabajo realizado y por el que le corresponde realizar”.

El rector Zolezzi manifestó que “el conjunto de las universidades del Consejo de Rectores ha respaldado este trabajo, lo que se expresa en el aporte de sus académicos en las distintas instancias de los procesos de acreditación y re acreditación de la mayoría de las universidades chilenas, así como también en todos los programas de magíster y doctorado que se imparten en el país”.

Malas prácticas de algunas universidades

Consultado por aquellas universidades que, eventualmente, realizaron pagos para obtener certificaciones de calidad por parte de la CNA, el rector Zolezzi precisó que el Cruch ha diferenciado “entre las instituciones que han hecho bien el trabajo y las situaciones puntuales y delictuales que han ocurrido”.

“Pero no por eso vamos a echar a perder todo lo que hemos avanzado en el tema de la acreditación”, recalcó.

Al interior del Cruch hay consenso en que los consejeros de la Comisión Nacional de Acreditación deben ser elegidos por el sistema de Alta Dirección Pública, y que la acreditación debe ser obligatoria para todas las instituciones del país. Así también que los comisionados tengan rentas adecuadas e incompatibilidades y moratorias (determinados plazos entre que dejan de pertenecer a la CNA y asuman labores o funciones en alguna institución de Educación Superior).

Sobre los actuales miembros de la CNA, el rector Zolezzi fue enfático: “No tengo desconfianza en la actual composición de la Comisión Nacional de Acreditación. Los comisionados son académicos de muy alto nivel”, puntualizó.

Caso U. del Mar

El Cruch, además, "lamentó profundamente" la situación que están viviendo los estudiantes de la Universidad del Mar y sus familias.

A juicio de las autoridades académicas, esta crisis ha puesto de manifiesto las deficiencias y oportunidad del proceso de fiscalización que el Estado debía llevar a cabo. "Como Consejo de Rectores estamos dispuestos a contribuir a  la reformulación de las políticas y procedimientos destinados a mejorar el sistema y así asegurar a las familias una educación superior en un marco de calidad adecuado a los intereses personales y del país. Junto con ello, los miembros del Consejo han manifestado su voluntad para evaluar y analizar respuestas específicas a estudiantes que se han acercado o pudieran acercarse a ellas, siempre dentro de sus posibilidades reglamentarias y de exigencias académicas, analizando las situaciones caso a caso", explicó el rector Zolezzi.

Finalmente, el Cruch formuló un llamado a continuar decididamente con el proceso de investigación judicial y administrativa que permita esclarecer y sancionar a quienes corresponda, pero por sobre todo, para avanzar hacia una política educacional que permita el respeto a las personas y al país.