Año XL - Edición Nº 8.240

Viernes 23 de junio de 2017

Sociedad

De acuerdo a la Encuesta Financiera de Hogares 2014, presentada por el Banco Central,  el 73 por ciento de las familias chilenas mantiene algún tipo de deuda,  que generalmente corresponde a temas de gastos en casas comerciales. Para el académico de nuestro Plantel, Dr. Cristián Parker Gumucio, estas alarmantes cifras concuerdan con las características del modelo económico chileno, el cual incita a la población al sobreconsumo. El sociólogo añade que el gran problema es que el excesivo endeudamiento de las familias puede provocar que nunca lleguen a pagar esos compromisos. 

En las grandes ciudades como Santiago, la calidad de vida está fuertemente unida a la calidad medioambiental del entorno urbano en el que habitamos. Esta idea articula la investigación “Calidad socio-ecológica en entornos urbanos, mejoras para un hábitat sustentable a escala humana. Municipio de Quinta Normal", proyecto Dicyt del Dr. Alexandre Carbonnel junto al investigador Rodrigo Martin, ambos académicos de la Escuela de Arquitectura. El trabajo, busca entregar una herramienta para la medición de la calidad de vida urbana, tomando como base las condiciones ambientales que existen en los entornos urbanos (térmicas, acústicas, atmosféricas).

En el Auditorio del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de nuestro Plantel, fueron revelados los datos del IV módulo sobre redes y círculos sociales de los chilenos, de la Encuesta Nacional sobre el Conflicto y la Cohesión Social en Chile, impulsada por el Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES). En la pesquisa, “se intentó conocer la estructura social de Chile, desde el punto de vista de cuántas oportunidades de inclusión ofrece a las personas o cuán segregada o excluyente es la sociedad chilena”, afirmó el académico de nuestro Plantel, Dr. Vicente Espinoza, quien participó como miembro del grupo de investigadores a cargo del sondeo. 

La obra es la primera en su tipo y compara los casos de Chile, Costa Rica, Honduras, Paraguay y Uruguay, y sus resultados dan cuenta que la delincuencia se ha transformado en la principal preocupación de la sociedad producto de su alza; no obstante, esto no está acompañado de una inversión que permita comprender este problema y desarrollar mejores estrategias de contención del delito. Así lo ratifica el Dr. Mauricio Olavarría-Gambi, investigador de la FAHU de nuestro Plantel, uno de los autores de “Los costos del crimen y la violencia en el bienestar en América Latina y el Caribe”.

Santiago es una de las ciudades con más efecto invernadero y son pocas las empresas que tienen bonos de carbono, por eso mismo se deben adoptar medidas de manera urgente, resumió el director ejecutivo de la Sociedad de Desarrollo Tecnológico (SDT) de nuestra Universidad, Juan Pablo Aguirre, en un seminario nacional de expertos que analizó estos relevantes temas, encabezado por el presidente del Senado, Patricio Walker.

Para el académico de la Escuela de Arquitectura de nuestro Plantel, Jonás Figueroa, antes de reformular la Avenida Libertador Bernardo O`Higgins, conocida como la antigua Alameda,  “se debe atender la opinión de los vecinos sobre los cambios que se proponen para esta calle mayor, la madre de todas las explanadas”. El urbanista agrega que debe surgir una propuesta estructurante y estratégica de diseño urbano, que recupere el protagonismo del espacio público por sobre su funcionalidad vial, tal como sucede en otras capitales del mundo.

Luego que la comisión de Derechos Humanos del Senado aprobara los tres primeros artículos de la nueva Ley de Identidad de Género, permitiendo así el cambio de nombre y sexo legal a niñas y niños, la Doctora en Estudios Americanos y subdirectora de Investigación y Postgrado de la Escuela de Psicología, María Inés Winkler, expresó que esto fomentará una sociedad más inclusiva y respetuosa. Agregó que esta decisión, necesariamente, debe acompañarse con programas transversales de aceptación de la diversidad en los establecimientos educacionales.

La Universidad de Santiago, por su condición de plantel estatal y público, debe abordar estos temas, “porque tenemos una responsabilidad social al interior de nuestra Institución y hacia la sociedad en general”, expresó la directora de la Unidad de Innovación Educativa, Lucía Valencia, al inaugurar el curso “Introducción al enfoque de Derechos Humanos: Desafíos en el quehacer universitario”. La capacitación se enmarca en un convenio con el Instituto Nacional de Derechos Humanos, INDH, y considera seis conferencias entre agosto y noviembre del presente año.

La última encuesta de Consultores Asociados de Marketing, Cadem, de junio 2015, reflejó que el 47 por ciento de las chilenas afirma ser quien aporta el principal ingreso al hogar. Al respecto, el director del magíster en Comunicación de nuestra Universidad, periodista y sociólogo Claudio Avendaño, señala que es innegable que se está dando “una feminización en el ingreso familiar”. Añade que esto ha provocado, además, un significativo cambio social, porque se está desplazando el rol de proveedor, que antes era exclusivo del hombre.

La información veraz y oportuna es imprescindible para que las instituciones estatales y el sector privado puedan reaccionar -de manera coordinada y efectiva- ante a las tragedias naturales, como terremotos, maremotos, aluviones, y erupciones volcánicas, entre otras.

Esa fue la principal conclusión del simposio ‘Caracterización y diagnóstico de la cadena de suministro para la etapa de respuesta en caso de desastre natural’ (proyecto Dicyt), organizado por el Departamento de Ingeniería Industrial de nuestro Plantel.

De esta forma, se asume en plenitud el compromiso institucional, como Universidad Estatal y Pública, de aportar soluciones a las distintas problemáticas país, en este caso las relacionadas con las destructivas consecuencias derivadas de los desastres naturales.

El director del Departamento de Ingeniería Industrial, Dr. Juan Sepúlveda Salas, expresó que la gestión y posterior organización de la logística en los desastres es un problema complejo, en los que la ingeniería puede aportar con sistemas que integren los elementos humanos, tecnológicos y físicos.

Algunas de las instituciones y empresas participantes fueron: Metrogas, Emergency Response Consulting, Fuerza Aérea de Chile, Proyecto Viña del Mar Segura, Observatorio de Gestión de Desastres de la UC de la Santísima Concepción, y nuestra Casa de Estudios.

Páginas

Subscribe to Sociedad