Año XLI - Edición Nº 8.409

Miércoles 11 de abril de 2018

Tomás Parker

Una vez más el concurso organizado por la empresa Grupo CAP, reconoce la creatividad y excelencia de futuros arquitectos del Plantel. Los proyectos “Centro Puente” y “Soporte Comunitario del Zanjón de la Aguada”, lograron el primer y segundo lugar, respectivamente, en la decimocuarta versión de este certamen, uno de los más relevantes a nivel nacional.

Los autores de “Centro Puente” son Daniel Escobar, Francisca Salazar y Matías Salas; mientras que Florencia Rojas, Pablo Rivera y David Moyano estuvieron frente a la iniciativa “Soporte Comunitario del Zanjón de la Aguada”.

Además, el grupo de estudiantes Nicole Villatoro, Susana Carrasco y Rodrigo Vargas, obtuvieron mención honrosa en el Concurso de Arquitectura de la Corporación Chilena de la Madera, CORMA, 2015, que igualmente se ha transformado en un referente a nivel nacional.

Los proyectos corresponden a trabajos del taller de arquitectura para quinto año, a cargo del académico Rodrigo Aguilar.

En total nueve estudiantes de la Carrera de Arquitectura de la Universidad, cuentan con distinciones relevantes que no solo los sitúan dentro de un selecto grupo, sino que pueden vislumbrar perspectivas laborales con sólidas proyecciones.

Los proyectos corresponden a trabajos del taller de arquitectura para quinto año, a cargo del académico Rodrigo Aguilar, quien aparece en la imagen (de izq. a der.) junto a los estudiantes ganadores Rodrigo Vargas, Pablo Rivera, Francisca Salazar, Matías Salas, Daniel Escobar, Susana Carrasco y Nicole Villatoro.

Con medallas de bronce, regresaron al país el estudiante de Ingeniería Comercial de nuestra Institución, Matías Rodríguez Fuentes, y la estudiante en Ciencias de la Actividad Física, Javiera González Lavín, quienes obtuvieron sus respectivas preseas en el XXVI Panamericano de Karate Cadetes, Junior y Sub 21, Bolivia 2015.

A estos dos deportistas de nuestra Universidad, se suman la destacada participación de Matías Quijada Pelayo, estudiante de Obstetricia y Puericultura; y de Christian Cid Henríquez, estudiante de la carrera de Tecnólogo en control industrial, todos parte de la selección chilena de la especialidad.

Matías Rodríguez, indicó que “el desafió fue grande. Es mi primer año en la categoría y me enfrenté a competidores con mucha más experiencia que yo, sin embargo, lo pude lograr debido a que tuve una preparación muy fuerte, altas cargas de entrenamiento de hasta cinco horas al día” y gracias al apoyo que le brinda la U. de Santiago.

Comprometida con los grandes temas país, nuestra Universidad desarrolló la decimonovena versión del Simposio de Ingeniería en Minas, SIMIN, organizado por el estudiantado de esa especialidad. El Subsecretario de Minería, Ignacio Moreno Fernández, subrayó que este evento cubre todos los temas fundamentales para la industria minera: innovación y desarrollo; productividad y costo; proyectos nacionales e internacionales; sustentabilidad y energía, lo que es altamente valioso.

Para contribuir al fortalecimiento de la actividad minera del país, nuestra Universidad y la Empresa Nacional de Minería, Enami, firmaron un trascendental acuerdo de cooperación  mutua. Entre otros, posibilita el intercambio profesional, capacitación y otros servicios de mutuo interés.

Del mismo modo, ambas instituciones organizarán “cursos de perfeccionamiento, seminarios, talleres o simposios, que permitan divulgar el desarrollo científico y tecnológico de la minería, metalurgia y tecnologías afines, en pos del desarrollo de la nación”.

El rector, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, valoró positivamente este acuerdo, especialmente en materia de innovación, pues estima que es un aspecto fundamental para brindar una  mirada a largo plazo al desarrollo y fortalecimiento de la actividad minera de Chile.

Por su parte, el director del Departamento de Ingeniería Metalúrgica, Dr. Patricio Navarro Donoso, y el académico de la misma unidad, Dr. Alonso Arellano Baeza, coincidieron en que este convenio constituye un gran estímulo para académicos, investigadores y estudiantes. 

La Universidad de Santiago, por su condición de plantel estatal y público, debe abordar estos temas, “porque tenemos una responsabilidad social al interior de nuestra Institución y hacia la sociedad en general”, expresó la directora de la Unidad de Innovación Educativa, Lucía Valencia, al inaugurar el curso “Introducción al enfoque de Derechos Humanos: Desafíos en el quehacer universitario”. La capacitación se enmarca en un convenio con el Instituto Nacional de Derechos Humanos, INDH, y considera seis conferencias entre agosto y noviembre del presente año.

Frente a las 70 indicaciones que el Gobierno realizó al proyecto de Carrera Docente, el director del Departamento de Educación, Dr. Saúl Contreras Palma, manifestó que se constatan avances como, por ejemplo, lo referido al reconocimiento de la experiencia. Añadió que es necesaria una entidad coordinadora de la evaluación, inicial y final, “a través del trabajo colaborativo de una comisión o un equipo en las distintas universidades que forman profesores, integrado por especialistas en el área de la formación”.

En un ambiente de cordialidad, el grupo de jóvenes se reunió con el Vicerrector de Apoyo al Estudiante, Manuel Arrieta, para agradecerle el respaldo brindado por la Universidad, para que pudiesen cumplir el importante cometido de viajar a Canadá, como seleccionados chilenos en distintas disciplinas.

Aunque no obtuvieron los resultados esperados, expresaron que han abierto la puerta para que más estudiantes de la U. de Santiago tengan esta oportunidad. Al mismo tiempo valoraron que en esta institución estatal y pública es posible combinar las exigencias de estudio con el desarrollo de actividades deportivas competitivas y de entretención.

“Tenemos varios deportes en nuestro Plantel, porque pensamos que influye en la formación de los futuros profesionales, puesto que adquieren rigurosidad y trabajo en equipo. En este contexto, estamos orgullosos de nuestros deportistas”, expresó el vicerrector Arrieta.

Los cuatro seleccionados de nuestra Casa de Estudios que viajaron a la XVII versión de los Juegos Panamericanos realizados en Toronto, Canadá, fueron: los estudiantes de la carrera de Tecnología en Administración de Personal, Manuel Alfonso Moya Maureira y Gustavo Gómez Hernández (tenis de mesa); la estudiante de Pedagogía en Educación Física, Belén Castañeda del Canto (balón mano), y el administrador público titulado por nuestra Casa de Estudios, quien actualmente prosigue estudios de postgrado en la FAE (Magíster en Gerencia y Políticas Públicas), Jorge Manuel Acevedo Bravo (karate).

La profesora Daniela Soto, del Departamento de Matemática y Ciencia de la Computación de nuestra Universidad, fue distinguida con el “Premio Simón Bolívar”. El galardón le fue entregado por  el Comité Latinoamericano de Matemática Educativa, Clame, por la tesis que desarrolló  en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional de México, Cinvestav. El premio considera mil dólares, un diploma y la oportunidad de dictar una charla en la cátedra Simón Bolívar patrocinada por el Clame.

Junto a familiares, amigos, académicos y autoridades de nuestra Universidad fue despedida la ex presidenta del Consejo Docente de Matemáticas, Física y Química de la UTE, profesora Guacolda Antoine Lazzerini, quien falleció a los 107 años de edad. Sus restos fueron velados en el Espacio Isidora Aguirre. Y en el adiós final se sumó una delegación del Liceo José Victorino Lastarria, establecimiento educacional donde también prestó servicios tempranamente.

El Diplomado en Educación para el Desarrollo Sustentable de nuestra Universidad, recibió un importante reconocimiento de la Red de Educación Continua de América Latina y Europa RECLA, que integran 56 universidades de 13 países de nuestra Región y España.

Esta nueva distinción, en la categoría de Responsabilidad Social en Educación Continua, es la segunda que obtiene este año el Diplomado, luego de la ‘Honorable Mention’ (Mención Honrosa) en la edición 2015 del MacJannet Prize; galardón que entrega la fundación del mismo nombre junto a la Red Talloires, tutelada por la Universidad Tufts de Boston, Estados Unidos, que integran más de 300 instituciones en el mundo.

El ingeniero agrónomo y director del diplomado, Santiago Peredo Parada, enfatiza que con estas distinciones “se reconoce que son hechos y no palabras lo que promovemos respecto a una educación pública gratuita y de calidad, y que el trabajo colaborativo permite lograr éxitos, porque profesores, funcionarios y administrativos laboran en este diplomado sin incentivos económicos”.

Este programa académico tiene la tuición del Departamento de Gestión Agraria y el patrocinio del Programa de Responsabilidad Social Universitaria (RSU) de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio (VIME), de nuestra Universidad. 

Páginas

Subscribe to Tomás Parker